Recomendaciones relacionadas con el diseño de productos

Entradas

La línea Maginot: Tres Lecciones Empresariales para Startups

Esta entrega de nuestro blog se inspira en el evento histórico La Línea Maginot para ejemplificar errores habituales en las empresas modernas que las lleva a tomar decisiones desafortunadas. Las tres lecciones se emplean para dar recomendaciones a las Startups acerca de cómo deben adquirir conciencia de los paradigmas en las organizaciones y estar atentos a evadirlos, animarlas a identificar alternativas para sus negocios que les permita sobrevivir durante la primera etapa de sus empresas y además, enfatiza en la importancia del empleo de las nuevas metodologías para el desarrollo de nuevos productos.

Muralla Bloque 7. Entrada de Municiones.

Un gran número de personas, jamás han oído hablar de la Línea Maginot a pesar de que este nombre se refiere a una de las obras de ingeniería militar más fastuosas del mundo y a la vez, uno de los mayores fracasos de historia bélica francesa.

La Línea Maginot fue una muralla fortificada construida por Francia a lo largo de su frontera con Alemania e Italia. Su nombre se debe a su promotor, el ministro de defensa francés André Maginot. Esta construcción, que tuvo un costo enorme, se inició en 1928 y se completó en 1939, exactamente el año en que comenzó la Segunda Guerra Mundial.

La fortificación, construida con hormigón y acero, tenía una extensión de 400 kilómetros incluido el último tramo edificado entre Suiza y el Canal de la Mancha. Comprendía 108 fuertes y una gran cantidad de fortines de apoyo. En su construcción trabajaron más de 1.800 hombres.

La Línea Maginot tuvo unos objetivos claros y bien definidos orientados a proteger al país de la invasión alemana. Sin embargo, fue un error estratégico total. La línea no evitó la derrota de Francia al comienzo de la Segunda Guerra Mundial en 1940 que llevó a que el país terminara a merced de Hitler y su Tercer Reich hasta el año 1944.

La Línea Maginot – Un Paradigma Lleva a una Mala Decisión

El soldado centinela en la foto muestra la característica fundamental de las trincheras, las posiciones estáticas.

El principal error francés estuvo en establecer su estrategia en la experiencia obtenida en la Primera Guerra Mundial con la llamada guerra de trincheras que consistía en grandes frentes de batalla estáticos.

Por aferrarse a este esquema, los franceses no tuvieron en cuenta que nuevas modalidades de ataque estaban emergiendo y cambiando definitivamente las condiciones de la guerra. Los tanques blindados, la aviación bélica y otras tácticas de guerra se imponían.

La equivocación estratégica llevo a Francia a sucumbir a las innovaciones atroces de los germanos (especialmente la llamada Blitzrieg o guerra relámpago). Los alemanes entraron por Bélgica y flanquearon la línea fortificada por el oeste dejándola totalmente vulnerable. Este hecho histórico pone en evidencia que empeñarse en un modelo por considerarlo la única manera de hacer las cosas, es un probable camino al fracaso.

Y esto precisamente es lo que define un paradigma.

Los paradigmas son una serie de reglas o conceptos compartidos muy generalmente por un colectivo y que dicen de qué manera se deben hacer determinado tipo de cosas y cuáles son los límites para hacerlo.

Los Paradigmas buenos o malos. depende de qué lado se encuentre
Roberto Borlan Benito. Marzo de 2013

En el campo empresarial son numerosos los casos de negocios que han desaparecido o han reducido su operación por efectos de los paradigmas: los relojes suizos fueron sorprendidos con los nuevos productos con batería, Kodak fue arrasada por la fotografía digital, Blockbuster no entendió el nuevo modelo de streaming que Netflix consolidó grandiosamente y así, ejemplos por doquier.

Si usted decide tomar el camino de crear una Startup, debe saber que romper paradigmas hace parte de la esencia misma de este tipo de negocios y es la mentalidad con la cual debe asumir el reto de dar el rumbo a su negocio. Hay tres características clave que definen a las Startup y que están directamente relacionadas con el rompimiento de paradigmas.

Las Startups y el Rompimiento de Paradigmas

Las características son:

  1. Confianza. Implica conservar la seguridad y el tesón de asumir cada proyecto sabiendo de antemano que es probable que tenga que modificar la estrategia no solo una, sino muchas veces. No tenga miedo de innovar, experimente, cuestiónelo todo y deje atrás viejos paradigmas.
  2. Innovación. Las Startups están buscando permanentemente nuevas oportunidades de mercado. Si usted quiere ser parte de esta nueva dinámica, debe estar dispuesto a cuestionarse su propio producto y a modificarlo si requiere un mejor modelo más rentable y escalable.
  3. Acogen la Experimentación. Las Startups experimentan sobre la marcha interactuando permanentemente con los consumidores. Si usted decidió ser una Startup, debe estar preparado para fracasar en los intentos y a asumir este proceso como un aprendizaje en el camino a perfeccionar la idea.

La Línea Maginot – Una Opción Estratégica Limitada

Una segunda lección que nos deja la Línea Maginot tiene que ver con la pregunta: ¿por qué no se consideraron otras opciones estratégicas para complementar la muralla y así proteger al territorio francés de un eventual ataque de una manera más efectiva?

Los alemanes invadieron con una velocidad sorprendente a Holanda, Bélgica, Luxemburgo y luego ingresaron a Francia por la zona de Ardenas que no estaba cubierta por la muralla. Aprovechando esta debilidad, los germanos aislaron totalmente la fortaleza del resto de las tropas francesas e hicieron de las suyas con los indefensos soldados franceses que estaban al interior de la muralla. Es este momento cuándo un apoyo aéreo francés hubiera podido cambiar la historia. Desafortunadamente no lo hubo.

Este un ejemplo de lo que los autores Chip y Dan Heath llaman la trampa de la selección limitada en el libro titulado DECISIVE. Según este concepto, las personas (y empresas) suelen asumir que solo hay dos opciones entre las cuales hay que escoger: “X” o “Y”.

Además, las personas tienden automáticamente a pensar que estas opciones son mutuamente excluyentes, es decir, que solo una de las dos puede ser verdadera pero no ambas simultáneamente. Por este motivo, en el momento de decidir qué hacer, se escoge solo una de las dos alternativas cuando realmente se podría optar por una combinación e incluso, se puede abrir el abanico a un número mayor de posibilidades. La línea Maginot nos ilustra con claridad esta trampa.

La decisión de llevar a cabo la Línea Maginot tuvo dos posiciones:

  • Las fortalezas fueron inicialmente propuestas por el mariscal Joffre quién tenía el apoyo de su colega Henri Philippe Pétain y del ministro de defensa André Maginot. Todos ellos estaban aferrados al concepto de la rígida guerra de trincheras (opción X).
  • Entretanto, el primer ministro Paul Reynaud y el entonces coronel Charles de Gaulle tenían una visión más moderna del conflicto armado. De Gaulle juzgó muy costoso el proyecto. Para ellos era más sensato invertir en armas, vehículos blindados y aviones (opción Y).

Fue André Maginot el que finalmente convenció al gobierno que invirtiera en el proyecto (optando exclusivamente por la opción X). Sin entrar en temas políticos (que suelen polarizar opiniones), y analizando este caso exclusivamente desde una perspectiva gerencial, es probable que una combinación de las dos ideas hubiera significado un resultado muy diferente para los franceses.

Usted se preguntará ahora que significado tiene este ejemplo para las Startups. Bueno, pues uno muy importante. En los inicios de una Startup, los emprendedores se enfrentan a muchas dificultades y la principal es lograr sobrevivir. Por este motivo es siempre recomendable contar con un Plan B, es decir un escenario alterno que permita generar ingresos mientras averiguamos si la idea original se consolida o no. Esto es válido sobre todo en los primeros años de operación. Por esta razón es clave estar abierto a diferentes opciones y no caer en la trampa de la selección limitada pensando en que la idea con la cual se inicia, es la única viable.

La Línea Maginot – Un Diseño de Producto Inadecuado

El fracaso de la Línea Maginot, además de los errores ya mencionados anteriormente, también tuvo que ver con el diseño y construcción de la fortaleza. Es interesante analizar este aspecto para mostrar a las nuevas Startups los beneficios de trabajar las metodologías modernas de diseño que han sido ampliamente probadas para lograr productos que cumplen con las expectativas y necesidades reales de los clientes.

Podemos sintetizar los problemas de diseño y construcción de la Línea Maginot (y las implicaciones derivadas) en los siguientes puntos:

  • La construcción de la Línea Maginot significó un costo colosal para los franceses en una época de crisis económica. El costo total de proyecto fue de 5 mil millones de francos de 1930 (6 mil millones de dólares de hoy). El costo de los proyectos es un factor fundamental de la actividad de las Startups y una de las variables fundamentales de su trabajo. Por este motivo, es importante prestar atención a este tema.
  • El tiempo de ejecución de la obra fue muy prolongado. Fueron prácticamente 11 años de construcción y a pesar de que se culminó justo en el momento de inicio de la Segunda Guerra Mundial, la invasión alemana se hubiera podido dar años antes. La implicación para las Startups está en el denominado Time to Market (TTM) que implica tener el producto en el tiempo justo, no antes ni después.
  • La Muralla quedó Indefensa luego de su edificación. Los ingenieros que construyeron la fortaleza no contemplaron ampliar la construcción hasta la zona boscosa de Ardenas (por donde finalmente ingresó la invasión). La falla estuvo en suponer que esta zona estaba protegida dado su terreno accidentado. Sin embargo, la situación se agravó al no considerar los nuevos elementos bélicos de los alemanes: tanques blindados, aviones de guerra y sus nuevas tácticas.

Si encomendáramos el diseño de la muralla hoy día a una Startup, con seguridad esta emplearía la metodología Lean Startup y el concepto de Mínimo Producto Viable (MVP). Esta nueva técnica administrativa requiere de muchas iteraciones y, sobre todo, de la retroalimentación de los clientes. El punto de vista de los militares (a quienes podemos considerar los clientes de la Línea Maginot), hubiera arrojado muchas luces acerca de cómo manejar las nuevas amenazas y de seguro se hubiera logrado un mejor producto.

Las Startups deben tener en cuenta algunos consejos cuando abordan el diseño de nuevos productos.

Aspectos Fundamentales de Diseño de Productos para Startups

  1. Una Startup debe estar enfocada en conseguir dos objetivos: entregar el mayor valor posible a los clientes y hacerlo usando los mínimos recursos posibles. El reto es entregar al cliente un producto ajustado, sin excesos y a un costo reducido. Hay una concentración en los elementos clave del producto evitando sobreproducción y desperdicio (¿Le recuerda en algo a la Línea Maginot?).
  2. El Time to Market (tiempo transcurrido entre la concepción de un producto y su lanzamiento al mercado), se disminuye al entregar al cliente un producto de calidad y valor con las funcionalidades clave.
  3. El MVP es una estrategia importante para ayudar a las Startup a construir su producto mientras aprenden lo que el mercado necesita. Se enfoca en hacer múltiples iteraciones del producto para ir depurándolo paulatinamente empleando la retroalimentación de los clientes.
  4. El éxito del MVP está en invertir esfuerzos en tiempo para hablar con los clientes, definir métricas y analizar los resultados. Un MVP permite aprender y dar dirección.

El mayor desperdicio que puede haber al crear un producto es construir algo que nadie quiere (o peor aún, que no sirve como el caso de la Línea Maginot). Las nuevas metodologías como el Lean Startup contribuyen a comprobar que el producto resuelve una necesidad del mercado antes que tener que invertir demasiados recursos en su desarrollo. Además de esta conclusión para el desarrollo de productos, el evadir los paradigmas y el estar dispuestos a evaluar nuevas opciones, hacen parte del negocio actual de las Startups. La velocidad, flexibilidad, innovación, experimentación y acercamiento a los clientes, son características de este tipo de empresas que incluso las grandes, comienzan a emular.